Saltar al contenido
Guía Zoom

CÓMO SOLUCIONAR EL PROBLEMA DE «ALTO USO DE LA GPU» EN ZOOM

4 soluciones para la GPU que te ayudarán a conseguir trabajar de forma más fluida con Zoom en tu equipo.

cómo resolver el problema de alto uso de gpu en zoom

Zoom se ha convertido rápidamente en los últimos años en la aplicación de videoconferencia más popular del mundo, y con razón. Tiene las características adecuadas, ofrece una versión gratuita lo suficientemente robusta y es mucho más fácil de usar que algunos de las otras soluciones que existen. En esta sección de comparativas te lo demostramos.

Sin embargo, como la mayoría de las herramientas colaborativas basadas en vídeo, Zoom también es un devorador de recursos. Dependiendo del número de ventanas o tareas de Zoom que estés ejecutando, el rendimiento de tu equipo puede terminar cayendo de forma dramática.

Hoy vamos a analizar el uso anormal de la GPU mientras se ejecuta Zoom y te ayudaremos a resolver definitivamente este problema recurrente.


¿Qué es la GPU?

Aparte de la CPU que es la Unidad Central de Procesamiento, o como se le conoce popularmente: procesador; el ordenador cuenta con otra unidad de procesamiento que reside en la tarjeta gráfica: la GPU (Graphics Processing Unit).

Cuando el equipo necesita muchos recursos de procesamiento de imágenes, aplicaciones de Deep Learning (aprendizaje profundo), análisis matemático o ingeniería, los toma de la GPU para aligerar la carga de trabajo de la CPU.

Sin embargo, en muchas aplicaciones ni el uso combinado de la CPU con la GPU consiguen realizar las tareas encomendadas con fluidez.

A tu equipo le faltan recursos.

Cómo comprobar el uso de la GPU

Antes de entrar a fondo en cómo resolverlo, vamos a ver cómo comprobar el consumo de recursos de la GPU en tu ordenador. La mejor manera de monitorizarlo con Windows es a través del Administrador de Tareas. Veamos cómo:

  1. Para abrirla presiona ‘Ctrl + Alt + Supr’.
  2. Ahora clica en ‘Administrador de Tareas’.
  3. Cuando se abra la ventana, ve a la pestaña ‘Rendimiento’ en la parte superior y haz clic en ‘GPU’.
  4. Ahora podrás ver un pequeño gráfico dinámico con el consumo en tiempo real de GPU.
Administrador de Tareas de Windows para comprobar el consumo de GPU
Administrador de Tareas de Windows para comprobar el consumo de GPU

Podría interesarte: CÓMO VER A TODOS LOS PARTICIPANTES EN ZOOM (PC Y MÓVIL)

¿Por qué ocurre esto en Zoom?

Como ya hemos mencionado, Zoom necesita de muchos recursos para hacer funcionar todas las utilidades que incluye. Ofrecer una experiencia de videollamada bastante fluida, necesita muchos recursos del hardware de tu ordenador. Mientras Zoom acapare los recursos, el resto del equipo no podrá tener acceso a ellos.

Además de la obvia potencia de procesamiento de la CPU, también utiliza los recursos de la GPU, lo que puede ser un problema si quieres realizar varias tareas a la vez. Si tienes una GPU anticuada o ejecutas alguna tarea que necesita grandes recursos gráficos en Zoom, podrías experimentar una considerable caída en el rendimiento.

Además, Zoom incluso desactiva algunas de las funciones basadas en el hardware de tu PC. Por lo tanto, asegúrate de revisar los requisitos de sistema recomendados antes de ejecutar Zoom.

4 formas de reducir el uso de la GPU con Zoom

A menudo Zoom puede hacer que el uso de la GPU se dispare por las nubes, lo que puede terminar obstaculizando incluso las tareas gráficas más básicas. Sin embargo, si conoces la gestión del uso de la GPU de tu ordenador, no debería ser una gran molestia.

1. Desactivar los fondos virtuales

Zoom, como ya sabres, tiene un sistema de Fondo Virtual bastante potente. Permite añadir un toque de color, emoción y ambiente incluso a las reuniones más soporíferas. Ese es precisamente el objetivo de esta utilidad.

Los Fondos Virtuales son divertidos, de eso no cabe duda, pero requieren de una potencia gráfica adicional para trabajar con fluidez. El sistema proyecta una imagen de la elección de los usuarios sobre el fondo, y los participantes de la reunión pueden disfrutar de un aspecto más cuidado.

Esta tarea que podría considerarse bastante simple, en realidad se vuelve mucho más complicada cuando no usas un chroma (una pantalla verde). Zoom y sus algoritmos de procesamiento de gráficos se ven obligados a forzar la máquina para mejorar la detección de bordes entre el usuario y el fondo. Y como podrás imaginar, esto consume bastantes recursos.

Así que, para aligerar la carga gráfica lo primero que puedes hacer es reducirlo a un porcentaje asumible simplemente desactivando el Fondo Virtual. Te enseñamos cómo hacerlo:

  1. Ejecuta el cliente de escritorio de Zoom.
  2. Inicie sesión con tus credenciales.
  3. Clica en el icono del equipo justo debajo de la miniatura de la foto de tu perfil.
  4. Ve a la configuración.
  5. Luego, a la izquierda, ve a la pestaña ‘Fondo Virtual’.
  6. Finalmente, selecciona «Ninguno».
Cómo desactivar el Fondo Virtual en Zoom
Cómo desactivar el Fondo Virtual en Zoom

2. Reinicia tu PC

Sí, probablemente sea el truco más antiguo del mundo, pero un reinicio regular puede hacer maravillas con tu PC, incluso cuando los problemas parecen demasiado grandes para ser resueltos por una tarea tan simple.

Para que en estos casos la liberación de recursos sea completa, no te limites a pulsar el botón de reinicio. Apágalo completamente, déjalo descansar durante 5 minutos y luego vuelve a encenderlo.

Esta vez verás un mejor rendimiento de la GPU.

3. Cambia la configuración de la aceleración por hardware

Zoom permite habilitar la aceleración por hardware para sacar el máximo rendimiento de los componentes de tu equipo. Cuando se activa, la aplicación quita ciertas tareas de tu procesador y las asigna a tu GPU.

Sobre el papel, este cambio debería mejorar el rendimiento, ya que se utiliza hardware especializado para realizar las tareas demandadas. Sin embargo, si a la GPU de tu ordenador le cuesta realizar el procesamiento, probablemente sea mejor dejar que sea la CPU quien lo haga.

Para ajustar la aceleración del hardware:

  1. Abre la aplicación de escritorio Zoom.
  2. Inicia sesión con tu nombre de usuario y contraseña.
  3. Clica en el pequeño icono de configuración justo debajo de la miniatura de la foto de tu perfil.
  4. Ve a la pestaña ‘Video’ en tu lado izquierdo y clica en el botón «Avanzado».
  5. Desmarca «Habilitar la aceleración de hardware para el procesamiento de vídeo», «Habilitar la aceleración de hardware para el envío de vídeo» y «Habilitar la aceleración de hardware para la recepción de vídeo».
Cómo cambiar la configuración de aceleración por hardware en Zoom
Cómo cambiar la configuración de aceleración por hardware en Zoom

Realiza varias pruebas combinando esas tres opciones, es posible que consigas trabajar con fluidez con alguna de ellas marcada. Si no fuera así, lo mejor es desmarcarlas todas.

Cómo cambiar la configuración de aceleración por hardware en Zoom
Cómo cambiar la configuración de aceleración por hardware en Zoom

Podría interesarte: CÓMO CAMBIAR LA ORIENTACIÓN DE TU CÁMARA EN ZOOM MEETING

4. Actualizar el controlador de vídeo

Los controladores obsoletos de las tarjetas gráficas también pueden provocar problemas de optimización inesperados. Por eso, siempre se recomienda mantener los controladores de las tarjetas gráficas actualizados. Simplemente ve a la web del fabricante de tu tarjeta gráfica y descarga los controladores actualizados. En la mayoría de las webs de los fabricantes verás alguna herramienta para detectar automáticamente tu tarjeta sin necesidad de andar investigando por tu cuenta.

Además en la mayoría de los casos, tu ordenador ya tendrá instalada alguna utilidad de tu tarjeta gráfica para actualizar los controladores.

Si ninguna de las opciones anteriores te resulta sencilla de aplicar, siempre puedes hacer lo siguiente:

  1. Sitúa el ratón encima del icono de Mi PC o Este Equipo, clic con el botón derecho del ratón y selecciona Propiedades.
  2. En esta ventana clica sobre el enlace del margen izquierdo donde pone Administrador de Dispositivos.
  3. En esa lista despliega Adaptadores de Pantalla.
  4. Colócate encima del tuyo, clica con el botón derecho del ratón y selecciona Actualizar controlador.
  5. Sigue los pasos del asistente.
Cómo actualizar el controlador de tu tarjeta gráfica en Windows
Cómo actualizar el controlador de tu tarjeta gráfica en Windows

Esperamos que esta pequeña guía para resolver el problema de «alto uso de la GPU» en Zoom te haya resultado de utilidad. Si lo ha sido, nos podrías devolver el favor compartiendo esta entrada en tus redes sociales favoritas.

Si necesitas resolver alguna otra duda relacionada, puedes usar la sección de comentarios de aquí abajo y te las resolveremos con mucho gusto.

¡Hasta la próxima!